Los errores más comunes al vender una casa

Si vas a vender tu casa debes saber que puede ser un trabajo sorprendentemente agotador y un desafío emocional.

Piensa que personas extrañas entrarán en tu casa y revisarán tus armarios y anaqueles. Pueden llegar a criticar un lugar que para ti representa mucho más que cuatro paredes y un techo, y luego ofrecerte una valor menor a que tenias en mente para tu propiedad.

La falta de experiencia y en medio de una operacion emocional y compleja en tus manos, es fácil tanto para propietarios como para compradores primerizos cometer muchos errores, pero que asesorandote con una inmobiliaria, estos pueden ser evitados.

Tasaciones excesivas

El precio correcto es clave. ¿Recuerda las comparaciones que hizo cuándo iba a comprar su casa por primera vez? Los compradores harán esto con su casa, como vendedor usted debe adelantarse a esta instancia.

De hecho, en alguna ocasiones vender su casa o departamento a un valor más bajo puede resultar en una buena estrategia para generar interés.

No preparar la casa para la venta

La propiedad debe encontrase limpia y organizada. Si usted no está en capacidad de contratar a un profesional de limpieza, no hay problema, pero hay muchas cosas que usted puede hacer por sí mismo.

La desventaja de no hacerlo es que reducirá su precio de venta, y también puede impedirle alcanzar una venta. Por ejemplo, si usted no ha reparado pequeños inconvenientes tales como una cerradura floja, el comprador puede preguntarse si la casa tiene daños más graves y más costosos que no se vean a simple vista. No se imagina lo mucho que se logra con una mano de pintura, limpieza y orden.

No contratar a una empresa inmobiliaria

Aunque los corredores inmobiliarios cobren una comisión, tratar de vender su casa por su cuenta, sobre todo si usted no posee experiencia en ello, es probablemente una pésima opcion. Una buena inmobiliaria lo ayudará a poner un precio de venta justo y competitivo que aumentará las probabilidades de una venta rápida. Un agente inmobiliario también interactúa directamente con los potenciales compradores y usted se evitará a los curiosos que sólo quieren echar un vistazo a su propiedad y que no tienen verdadera intención de compra.

No olvidemos que una inmobiliaria tendrá más experiencia vendiendo casas, ayudándole con toda seguridad a ganar más dinero de lo que usted lograria por su cuenta. Además, de surgir cualquier problema durante el proceso (comúnmente sucede) un profesional experimentado estará allí para solucionarlos. Finalmente, los agentes están familiarizados con todo el papeleo administrativo y errores que envuelven a una transacción inmobiliaria y pueden asegurar que el proceso avance con seguridad.

Involucrarse demasiado sentimentalmente

Debe comportarse en forma netamente financiera y distanciarse de la parte emocional que nos da el hogar donde indudablemente ha forjado inumerables recuerdos. Recuerde lo que usted sintió o pensó cuando estaba comprando esta propiedad, tambien está vendiendo una imagen, un sueño y un estilo de vida.

“Para vender, lo mejor es pensar como una persona de negocios más que como el dueño de casa.”

Rigidez en el precio de venta

Cualquier vendedor-comprador inteligente negociará, debe estar dispuesto para ello. La mayoría establece un precio de mercado que atraerá a los compradores dándole un espacio para las negociaciones. Esto hace sentir al comprador creer que está comprando algo a buen precio y a usted conseguir la cantidad de dinero que necesita por la venta.

Carecer de fotos de buena calidad para la publicidad

Ya mencionamos que la web forma parte importantisima para vender una propiedad, y muchas o todas estas casas tienen fotos también. Por eso mismo la calidad de las imagenes que muestre de su casa ayudará a generar interés y descuidar este punto puedde llegar a ocasionar la perdida de oportunidades de venta.

Una buena foto debe ser clara y nítida, Ser tomada, de preferencia, durante el día cuando haya mucha luz natural disponible, y mostrando los mejores lugares de la vivienda.

No recibir bien a sus potenciales compradores

Cuando alguien desee ver su casa, tiene que ser recibido, incluso si resulta inoportuno, en las noches o los fines de semana. Y por supuesto encontrarla en condiciones, limpia y ordenada.